Antes de llenar el estómago con el plato principal de cada cena o comida de Navidad, siempre hay que hacer una previa o un calentamiento con los típicos entrantes para amenizar la cena en familia hasta que llegue lo realmente importante.

No solo es una cuestión alimenticia, también aprovechan el momento para socializar y ponerse al día con familiares que no ves, incluso, desde las navidades pasadas.

Los entrantes suelen ser platos ligeros, que no te llenen mucho. Es por eso que los reyes (si es una comida de Reyes, nunca mejor dicho) en esta primera parte del menú son, por un lado, los mariscos, y, por otro, los canapés.

Centrándonos en el vasto mundo de los canapés, en esta receta os traemos cómo hacer fácilmente unos riquísimos canapés de salmón ahumado con queso, nueces y miel.

Imprimir receta
Receta de canapés de salmón ahumado con queso, nueces y miel
Plato Pescado, Salmón
Tiempo de preparación 10 minutos
Raciones
Canapés
Ingredientes
Plato Pescado, Salmón
Tiempo de preparación 10 minutos
Raciones
Canapés
Ingredientes
Instrucciones
  1. Lo primero de todo es preparar el interior de los canapés dentro de las rebanadas de pan de molde sin corteza. La estructura inicial será la siguiente: sándwiches de tres rebanadas de pan cada uno. De aquí, luego saldrán 9 canapés por sándwich. Pero paso a paso.
  2. Tenemos ya la idea de la estructura, bien. Pues ahora, cubrimos con queso fresco de bote (sin escatimar en él) cada rebanada de pan. Aunque no sea el protagonista del plato, el queso le dará una mezcla mágica a tu paladar. También hay que cubrir la parte que quedaría en la superficie.
  3. Antes de formar el sándwich de tres plantas, entre las rebanadas de pan colocamos lonchas de salmón ahumado hasta cubrir la superficie del pan. Ahora ya sí, formamos un sándwich con tres rebanadas y salmón entre medias.
  4. Lo que parece un simple sándwich se convertirá en canapé cuando cojamos un cuchillo grande y lo cortemos en nueve porciones simétricas más pequeñas. Lo suyo sería hacer dos cortes a cada lado del sándwich.
  5. Ahora vamos a adornar la parte de la superficie de nuestro canapé. Picamos unas nueces y las añadimos encima de cada trocito de pan.
  6. A continuación, bañamos con miel cada canapé. Esto lo haremos con una pequeña cuchara o un tenedor para que tampoco se nos vaya la cantidad de las manos. La miel es para darle un toque dulce al canapé y choque en tu paladar con el sabor del salmón.
  7. Para terminar, volvemos dos pasos atrás y añadimos de nuevo algunas nueces molidas, ahora sobre la miel extendida previamente. ¡Y listo para servir! Como veis, en menos de diez minutos podemos tener unos canapés buenos, bonitos y baratos para la previa de cualquier comida o cena navideña.