El cupcake es un postre procedente de la repostería estadounidense que ya se ha implantado y normalizado totalmente en todas nuestras panaderías y supermercados. Nosotros, aunque no sea exactamente lo mismo, lo conocemos tradicionalmente como magdalena, pero las modas y la cultura estadounidense manda. Ya lo hemos visto con la reciente incorporación de Halloween o del Black Friday.

Lo bueno de los cupcakes es que es más fácil personalizarlos que cualquier otro dulce por el estilo. Su superficie es como un lienzo en blanco en el que demostrar toda nuestra creatividad. Muy recomendable para festividades o momentos concretos. Es por eso que en Navidad, el cupcake nos puede dar mucho juego a la hora de cocinar un postre rico y ambientando en estas fechas tan familiares.

Imprimir receta
Receta de Cupcakes con motivos navideños
Raciones
Cupcakes
Ingredientes
Raciones
Cupcakes
Ingredientes
Instrucciones
  1. Como en toda construcción, empezamos haciendo el cupcake por la base. Empezar la casa por el tejado no funcionaría. Así que, el primer paso sería cascar los huevos en un bol grande (posteriormente introduciremos más ingredientes para hacer la masa) y batirlos bien.
  2. A los huevos batidos le añadimos aproximadamente un vaso lleno de azúcar (exactamente 160 gramos) y otro de mantequilla cortada previamente a taquitos. Batimos con una batidora para que quede una pasta bien unificada.
  3. A continuación, es el turno de añadir 160 gramos aproximadamente de harina de repostería (muy importante que sea de repostería), dos o tres cucharadas de levadura y espolvoreamos un poco de vainilla sobre la pasta.
  4. Seguimos batiendo con los nuevos ingredientes. Mientras tanto, vertemos tres vasos de leche para que coja consistencia. Cuando veamos que la masa empiece a tener un aspecto suave y compacto, es el turno de dejar de batir. Ya la tenemos lista para hornear.
  5. En cualquier tienda de Todo a 100 o en cualquier sección de repostería de tu tienda favorita del hogar, podrás encontrar moldes de cupcakes y papeles para contenerlos. Bien, teniendo en cuenta esto, rellenamos el molde con la masa resultante.
  6. Mientras rellenamos los moldes, podemos ir precalentando el horno a unos 180º de temperatura. Cuando esté listo, introducimos el molde y horneamos durante 20 minutos. No olvidéis que, una vez pasado este tiempo hay que dejar enfriar unos 10 minutos más para que quede perfecto.
  7. Ya tenemos la base del cupcake, perfecto, ahora vamos a por el “tejado”. En un bol, untamos un poco de mantequilla por todo su interior y añadimos unos 200 gramos de nubes de color blanco. Sí, las que vemos en las películas calentando en la típica hoguera en un campamento de verano. Además, las acompañamos con un tercio de vaso de agua.
  8. Para que las nubes se deshagan, hay que meterlas medio minuto en el microondas, a ser posible en el modo de descongelar. Después de esto su textura se derretirá, por lo que las mezclaremos para hacer una nueva masa.
  9. A la masa de las nubes añadimos dos vasos de azúcar glass y volvemos a mezclar. A esta masa, ya manejable, podemos ponerle el colorante alimenticio que nosotros queramos tras ser amasada en una fina lámina que irá sobre la base. Al ser Navidad, los más utilizados son el rojo y el verde. El diseño queda a tu elección, pero gorros de Papá Noel, árboles de Navidad o bastones de caramelo siempre quedan bien.