“Atún-tún-tún-tún, adelante, adelante”. Los más jóvenes seguramente no conoceréis esta muletilla que se hizo tan famosa por un popular spot televisivo de una marcada de atún a la que no haré referencia a principios de la década de los 2000. Tan famosa se hizo que, por entonces, las recetas con atún aumentaron de manera considerable. Más de quince años después, todavía queda alguien que la utiliza, pocos, la verdad, pero lo que sí seguimos utilizando son las recetas de atún que surgieron a raíz de esto. Sin ir más lejos, nuestra receta de hoy es una receta de atún marinado a la plancha muy típico de las costas españolas muy rico y muy fácil de preparar.

¡Tomad nota!

Imprimir receta
Receta de atún marinado a la plancha
Plato Atún, Pescado
Raciones
Personas
Plato Atún, Pescado
Raciones
Personas
Instrucciones
  1. El atractivo y el punto fuerte del plato reside, sobre todo, en la calidad de los filetes de atún. Si el atún es bueno, la receta será un 10. Para ello, debéis comprarlo fresco y con filetes no demasiado gruesos. Y nada de congelados, por favor.
  2. Antes de ponernos manos a la obra, debemos lavar bien los filetes de atún bajo el grifo. Mientras se escurren, empezamos ya a hacer la salsa.
  3. En un recipiente mezclamos, aproximadamente, cuatro vasos de aceite de oliva virgen extra, un vaso de aceite de Módena, un chorrito de vinagre y tres cucharadas de mostaza de Dijon, que le dará un gusto más sabroso y distinto a la salsa.
  4. Mezclamos todos los ingredientes bien hasta que vaya formando una especie de salsa o crema bien espesa. En ese momento tendremos ya lista la salsa marinada, o marinada a secas.
  5. Para que la salsa se impregne a la perfección sobre los filetes de atún, un truco muy bueno es dejarlos reposar en la nevera durante una hora larga. Casi dos horas. Para que tome el sabor de la marinada, colocamos en una fuente los filetes de atún y, sobre ellos, primero, los embadurnamos bien y, luego, la salsa restante, la vertimos sobre la propia fuente. Ahora, lo dicho: dejamos esta fuente en la nevera durante casi dos horas para los ingredientes se mezclen del todo.
  6. Mientras tanto, podemos ir haciendo la guarnición del plato. En este caso, patatas fritas o al horno según vuestra preferencia. Pelamos las patatas y las cortamos en gajos o cuadraditos. Si las hacemos fritas, calentamos aceite en una sartén y las freímos ahí, o, si las queremos al horno, las colocamos en una bandeja con un chorrito de aceite y un poquito de pimienta espolvoreada, y para adentro.
  7. Una vez pasado este tiempo, ya es hora del último paso: pasar los filetes, ahora ya impregnados con el sabor de la marinada, por la plancha. Lo ideal es un par de minutos por cada costado del filete para que no se reseque demasiado su interior.
  8. Una vez listo, lo servimos en cada plato individual junto a las patatas de la guarnición. Por último, la salsa restante de la fuente donde se habían bañado anteriormente la servimos por encima de ambos ingredientes para que no se pierda su toque de mar.