El bonito está en alza, un pescado similar al atún que es mucho más habitual en la zona norte de España que éste. En los mercados y pescaderías está a buen precio y, lo que es mejor, ¡está riquísimo! A la plancha, en guiso, marinado, como quieras. El bonito nunca decepciona. Para aprovechar el filón de este pescado, vamos a preparar una receta de bonito acompañado de una fritada bien rica y sencilla de preparar compuesta por tomate, cebolla y pimiento verde. Un acompañamiento de lujo, para un pescado de lujo. O lo que es lo mismo: un plato de 10 para disfrutar de la cocina y deleitar a tus comensales.

¿Qué puede fallar?, ¡nada!

Imprimir receta
Receta de bonito acompañado de una fritada
Raciones
Personas
Raciones
Personas
Instrucciones
  1. Primero de todo, pelaremos dos cebollas que, a continuación, cortaremos en pequeños daditos. En una sartén con un chorrito de aceite de oliva virgen extra cocinaremos estos daditos de cebolla. Eso sí, a fuego lento, poco a poco. Queremos que queden blanditos con esta “pasada” en la sartén, pero tampoco queremos que lleguen a dorarse.
  2. Cuando tengamos la cebolla lista, nos pondremos ahora con los pimientos. Al igual que con la cebolla, cortamos en pequeños daditos tres pimientos verdes y los pasaremos por la sartén junto al primer ingrediente. Mezclamos bien ambos ingredientes durante unos diez minutos más aproximadamente.
  3. Ahora, lavamos un kilo de tomates y, tras secarlos bien, también los cortaremos en dados algo más grandes que los de las cebollas y los pimientos. El tomate irá también derecho a la sartén de las verduras. Salpimentamos y removemos de nuevo para mezclar los tres ingredientes.
  4. Por último, para terminar con la fritada que acompañará al ingrediente principal (el bonito), espolvorearemos una cucharadita de azúcar y lo dejaremos cocinarse durante unos veinte minutos o media hora. Eso sí, no hay que perderlo de vista.
  5. Por fin nos pondremos manos a la obra con el pescado. Mientras se cocina la verdura con el azúcar, nos dedicaremos a quitarle la piel y las espinas a cuatro rodajas de bonito. A su vez, cortaremos cada rodaja en cuatro trozos más asequibles para comer.
  6. En una sartén aparte, cocinaremos estos trozos de bonito una vez los hayamos enharinado previamente. Salpimentamos y los doramos con un chorrito de aceite de oliva virgen extra. Tampoco mucho, con un par de minutos por cada lado sería más que suficiente.
  7. Por último, cuando tengamos bien dorados los trozos de bonito, los volcaremos a la sartén con el resto de la fritada. Removeremos durante unos cinco minutos para que se impregne de este rico sabor vegetal y ya tendremos listo nuestro plato. Sólo nos faltaría emplataro equitativamente según los comensales.