Con esta receta nos vamos hasta la poderosa cocina de Méjico para adaptar al paladar de los vegetarianos uno de sus platos estrella: los burritos. Porque claro, vegetarianos, vosotros también tenéis derecho de deleitarse de una de las mejores cocinas del mundo ya que ésta no está demasiado pensada y dirigida a este tipo de régimen alimenticio. Gracias a esta receta de burritos mexicanos vegetarianos, tanto los vegetarianos como los no vegetarianos, podréis gozar de uno de los sabores más especiales y ligeramente picantes (sí, ligeramente, no nos pasaremos) del planeta. Además, al ser una receta bastante flexible en cuanto a ingredientes, podréis adaptarla a vuestros más exquisitos deseos. Aquí nos centraremos “únicamente” en vegetales como el pimiento, la cebolla o los tan conocidos frijoles mexicanos.

Imprimir receta
Receta de burritos mexicanos vegetarianos
Instrucciones
  1. Comenzamos esta receta de burritos mexicanos vegetarianos preparando lo que serán los frijoles refritos. Para ello, primero, lavaremos y enjuagaremos bajo el grifo del agua 250 gr de alubias negras para eliminar cualquier suciedad innecesaria.
  2. Llenamos una olla con abundante agua y echaremos las alubias. También le acompañará una hoja de laurel. Encendemos el fuego a media potencia (incluso baja) y las cocemos durante algo más media hora aproximadamente. Para saber si nuestras alubias están preparadas, una comprobación muy útil es coger una con la mano y estrujarla con nuestros dedos. Si vemos que enseguida se aplasta, ya estará lista para sacar del fuego.
  3. A continuación, dejamos las alubias escurrir, pero ojo, que el líquido sobrante será reutilizado posteriormente gracias a su exquisito sabor.
  4. En una sartén calentamos un poquito de aceite de girasol y vertemos sobre éste una cucharada de chile molido. Cuando empiece a calentar, añadiremos las alubias para que sean sazonadas. Para conseguir unos buenos frijoles refritos, lo suyo es ir aplastado las alubias a la vez que las removemos en la sartén. Ahora es cuando incorporaremos el líquido resultante del escurrido. Seguimos removiendo hasta obtener una especie de puré.
  5. Una vez listo, por otro lado, prepararemos un pimiento rojo, un pimiento verde y una cebolla para el relleno. Limpiamos y cortamos en pequeñas tiritas para, posteriormente, ser cocinados en otra sartén junto a un chorrito de aceite de oliva virgen extra, una pizca de sal, una cucharada de chile molido y otra de sal de ajo. Removemos bien hasta que empiece a dorarse.
  6. Una vez listos todos los ingredientes por separado, ahora únicamente faltaría juntarlo en el interior de cada burrito. Calentamos las tortitas (o tortillas), o bien en microondas o bien en una plancha y las rellenaremos de la siguiente forma: primero extenderemos una capa de frijoles refritos, y, después, el salteado de pimiento y cebolla. Cerramos las tortitas y, ¡listo! Si lo deseamos también podemos darle un último tostado (vuelta y vuelta) en la sartén a los burritos una vez preparados. No olvidéis servirlo en el acto, caliente es cuando merece la pena este plato.