¿Por qué siempre debemos conformarnos con las típicas y aburridas ensaladas que estamos acostumbrados a ver? Lechuga iceberg, tomate, aceitunas, ¿por qué no nos dejáis, aunque sea por un día? Es por eso que os traemos esta receta de ensalada de cogollos con salsa de pimiento morrón que, por un lado, no pierde el toque saludable y exquisito de cualquier ensalada casera y, por otro, es un plato muy elegante y de cierta calidad para sorprender a cualquier comensal que puedas tener.

Ingenio, creatividad en una simple ensalada de cogollos con salsa de pimiento morrón, ¿te atreves?, ¡es muy fácil y rápida de hacer!

Imprimir receta
Receta de ensalada de cogollos con salsa de pimiento morrón
Instrucciones
  1. El primer paso es lavar bajo el fregadero cada uno de los cogollos de lechuga que tenemos. El resultado total es de dos cogollos por persona. Es una cantidad razonable y equilibrada al de una ensalada común.
  2. Una vez los tengamos limpios, los cortamos en tiras lo suficientemente finas como para poder manejarlas bien. Lo suyo es un término medio, ni demasiado finas para que sus hojas no se quiebren, ni demasiado gruesas para que los bocados no sean tan grandes.
  3. Dejamos la lechuga reposar (se puede hacer dentro de un bol cubierto con agua para que se laven por completo) y, mientras tanto, nos ponemos manos a la obra con la salsa que le hará compañía: la salsa de pimiento morrón. Para ello, debemos triturar un pimiento morrón, 50 gramos de queso de untar, dos dientes de ajo, una pizca de sal y otra de pimienta molida. Trituramos hasta tener una salsa con una textura homogénea y cremosa de color rosáceo. Muy buena, sí.
  4. Ya tenemos los ingredientes preparados para ser emplatados. En una fuente, servimos los cogollos y, sobre cada uno de ellos, añadimos una anchoa. En el mismo plato, y a modo de acompañante/decoración, añadimos también un poco de remolacha previamente bien lavada y, con una cuchara sopera, la salsa de pimiento morrón. Deja un poco de salsa para verterla sobre los cogollos. También debéis echar una pizca de sal sobre estos.
  5. En el paso anterior la creatividad no tiene límites y puedes emplatar como tú gustes. Algunas ideas son colocar los cogollos alrededor del plato y la salsa y la remolacha en el centro; o también se puede hacer en filas. Tú mandas.
  6. También puedes añadir más ingredientes a esta ensalada. Un ingrediente que pega mucho con los cogollos y las anchoas es el jamón de york, que puedes poner unas finas tiras encima.