Hoy volvemos a viajar por la cultura milenaria de Japón para traeros un ingrediente mágico que hará de tu ensalada, una de las mejores ensaladas que podáis preparar. Simplemente se trata de pollo, que, con un rebozado llamado tradicionalmente como karaage, lo convierte en el plato estrella de esta receta de ensalada de pavo al estilo japonés.

Y, por muy exótico que parezca el plato, realmente es tan sencillo como comprar varios filetes de pechuga de pollo (y seguro que tendremos algunos por la nevera) que, con un rebozado y un macerado en salsa de soja y jengibre, convertirá nuestra ensalada más tradicional en todo un manjar oriental.

¿Te animas a prepararla?

Imprimir receta
Receta de ensalada de pollo al estilo japonés
Raciones
Personas
Ingredientes
Raciones
Personas
Ingredientes
Instrucciones
  1. El primer paso para darle ese toque oriental a nuestra ensalada de pollo es el de preparar el baño que macerará, antes de su rebozado, a la carne. Para ello, en un pequeño cuenco, vertemos medio vaso de salsa soja que mezclaremos con un par de dientes de ajo bien picados previamente y una pizca de jengibre fresco en láminas. Lo suyo sería que este paso se prepare horas antes de la preparación y elaboración de la receta porque necesita tiempo para que la salsa de soja absorba perfectamente al ajo y al jengibre. Pongámosle, entre dos y tres horas.
  2. Una vez lista la salsa de soja, podemos ir preparando los filetes de pechuga de pollo. Los cortaremos en finas y largas tiras. Cuando los tengamos todos listos, los iremos pasando por el macerado con mucho cuidado y con paciencia, aplastando y bañándolo bien por todos los costados para que absorba su sabor.
  3. Dejamos todas las láminas de pechuga en remojo durante un cuarto de hora aproximadamente antes de empezar el rebozado.
  4. Llenamos un plato de harina y, además, le añadiremos un poquito de romero y de jengibre en polvo que removeremos bien para darle un toque más sabroso al rebozado.
  5. Ahora, rebozaremos bien cada filete de pechuga de uno en uno para tenerlos todos preparados para freírlos. Mientras, podemos ir calentando aceite de oliva en una sartén, para que, cuando terminemos de rebozar, ya esté listo para ser cocinado.
  6. Freímos los trozos de pechuga de pollo y los vamos dejando sobre un plato con papel de cocina para que absorba el aceite innecesario sobrante.
  7. Por último, dejamos enfriar durante unos minutos mientras preparamos el grueso de la ensalada con lechuga, un par de tomates y pepinos cortados en taquitos, y una cebolla tierna, también lavada y preparada para ensalada. Cuando la tengamos lista, verteremos los trozos de pechuga rebozada al estilo japonés, aliñamos, removemos, y listísimo para preparar.
  8. Nota: también podéis preparar la pechuga rebozada al estilo japonés como plato de entrante o tapa.