¿Deseosos de cocinar un entrante rico, barato y fácil de hacer? Bien, tomad nota porque en esta receta os dejamos la receta de una ensaladilla de marisco al estilo ensaladilla rusa que causará furor en tus entrantes. Además, ¡no te costará mucho esfuerzo prepararla!

De este tipo de ensaladillas de marisco hay varias recetas y varias formas de hacerla, pero desde aquí, os la traemos con gambas y palitos de cangrejo (o, más conocido como bocas de mar) y sobre una base de patatas y mayonesa, como hemos dicho antes, al estilo de la textura de la ensaladilla rusa. De este modo, su consistencia será algo más sólida y su sabor mucho más compacto que, por ejemplo, otras ensaladillas compuestas únicamente con mayonesa.

Imprimir receta
Receta de ensaladilla de marisco
Raciones
Personas
Ingredientes
Raciones
Personas
Ingredientes
Instrucciones
  1. El primer paso para esta ensaladilla de marisco es fácil: debemos pelar dos patatas y, posteriormente, lavarlas bajo el agua del grifo para eliminar cualquier arenilla o cualquier tipo de suciedad. Una vez listas, las cortamos en pequeños cuadraditos.
  2. Ahora, calentamos una olla con abundante agua, una pizca de sal y un chorrito de aceite de oliva virgen extra. Cuando veamos que empiece a hervir debemos añadir los cuadraditos de patata que habíamos preparado anteriormente. Dejamos cocerlos hasta que empiecen a quedarse tierno. Aproximadamente son veinte minutos, pero no os fieis porque cada patata y cada fuego es un mundo. La clave para saber si está cocida o no es pincharlas con un cuchillo. Si al pinchar, la patata está tierna y cae un trozo por la inercia, es que ya está cocida. Si no, tendremos que dejarla algo más al fuego.
  3. Al terminar de cocer las patatas, debemos escurrirlas bien para que no haya ningún tipo de agua en la ensaladilla. Para ello las dejamos enfriar en un colador mientras vamos preparando el resto de la receta.
  4. Mientras se escurren las patatas, picamos y troceamos ocho palitos de surimi en pequeños trozos. Haremos lo mismo con las gambas. Los trozos tienen que ser pequeños, casi como si de un puré se tratara para que únicamente se note su sabor en la ensaladilla. Trozos, los justos. Eso sí, guardaremos algunas gambas enteras para decorar en el último paso.
  5. Ahora ya sí, mezclamos en un bol aparte las patatas cocidas y los trozos de bocas de mar y las gambas. Además, añadimos un bote pequeño de maíz que, previamente deberá haber sido bien escurrido para que no caiga ningún líquido innecesario a la ensaladilla.
  6. Removemos los ingredientes en el bol y, por último, añadimos sobre éste la mayonesa. Una vez esté toda la mayonesa junto a los ingredientes, mezclamos y aplastamos bien todos los ingredientes hasta formar una masa casi heterogénea. Vamos, como cualquier ensaladilla rusa que ya hayamos comido.
  7. Por último, la metemos en la nevera durante un par de horas aproximadamente y, a la hora de emplatar, no olvidéis decorarla con las gambas reservadas para la ocasión y, también, con algunas aceitunas rellenas.