Mucha atención. Hoy estamos ante todo un “recetón”, así que ojo a lo que os contamos a continuación y a tomar nota se ha dicho. Os traemos, nada más y nada menos que una de las carnes rojas más deliciosas y demandadas por el consumidor, tanto en los menús de los restaurantes, como en las carnicerías. Hablamos del entrecot de ternera en una fabulosa receta de entrecot con salsa de cebolla caramelizada que supondrá todo un manjar para aquellos afortunados para los que elaborarás dicha receta.

Sabemos que no es un alimento barato, pero de vez en cuando nuestro estómago nos agradece devorar algo tan exquisito como el entrecot de ternera. Además, estar acompañado por una sofisticada salsa de cebolla caramelizada hace de este plato un top 1 en la escala de platos de nivel.

Imprimir receta
Receta de entrecot con salsa de cebolla caramelizada
Instrucciones
  1. En esta receta de entrecot con salsa de cebolla caramelizada, la mayor parte del tiempo de preparación la ocuparemos con la segunda parte de su título, es decir, la salsa de cebolla caramelizada. Ésta es una dulce y jugosa salsa que dará un toque diferente y muy glamuroso a nuestro filete de ternera. No obstante, también os dejamos su receta como apoyo para otras carnes a las que podemos juntar con esta salsa. Véase solomillos, chuletas, pechugas, etc.
  2. El primer paso para elaborar la salsa de cebolla caramelizada que bañará nuestro entrecot será el de cortar dos cebollas en finas y tiritas y, en una sartén con un chorrito de aceite, pocharlas hasta tenerlas bien doraditas. Mientras cocinamos, es recomendable echar una pizca de sal y, sobre todo, ir añadiendo poco a poco algún que otro chorrito de aceite para conseguir un dorado más profesional.
  3. Cuando veamos que la cebolla ya tiene un tono dorado tirando a oscuro sabremos que es el momento perfecto para empezar a “caramelizarla”. Primero, en la propia sartén mientras seguimos cocinando a fuego lento, echamos unas cuatro cucharadas de azúcar. Removemos bien para distribuir por toda la cebolla. Ahora, sin dejar de remover, echamos 400 ml de nata líquida y una cucharada de glace de carne. Por último, espolvoreamos un poquito de pimienta (sin escatimar en ello) y removemos todo a la perfección hasta conseguir la salsa deseada.
  4. Una vez bien removido, dejamos espesar en la sartén para ponernos ya manos a la obra con el entrecot de ternera a la plancha. Calentamos una plancha, echamos un chorrito de aceite y cocinamos nuestros filetes según el gusto de cada comensal.
  5. Por último, ya solo faltaría emplatar. Lo suyo, al ser platos principales, es colocarlos individualmente. Primero, el filete y encima una cucharada sopera de salsa. Repetimos el proceso hasta completar los platos de todos nuestros comensales. Por cierto, también podemos acompañar el plato con una guarnición de patatas fritas, patatas asadas y/o ensalada. Lo que queráis.