Aprovechando que hace unos días os trajimos una de las recetas más clásicas de la cocina mexicana, pero con un toque vegetariano (burritos vegetarianos), hoy, os dejamos caer la salsa estrella de dicha gastronomía: el guacamole. Muchas veces habréis comido guacamole previamente preparado en supermercados y demás, pero, ¿queréis saber cuál es la verdadera receta de guacamole casero?

Con esta receta aprenderéis a preparar vuestro propio guacamole casero partiendo de cero, sin productos industriales ni nada por el estilo. Únicamente con los ingredientes clásicos: aguacate, chile, tomate, cilantro y lima.

¿Te vienes con nosotros para vivir la experiencia mexicana desde tu propia cocina? Toma nota.

Imprimir receta
Receta de guacamole casero
Raciones
Personas
Ingredientes
Raciones
Personas
Ingredientes
Instrucciones
  1. El primer paso para empezar a preparar nuestro rico guacamole casero es el de coger media cebolla, pelarla, y cortarla en pequeños (muy pequeños) taquitos. A continuación, hacemos lo propio con un chile jalapeño. Hay que decir que este ingrediente es opcional porque no todo el mundo tolera su sabor, no obstante, nosotros hemos decidido introducirlo porque es uno de los ingredientes básicos del guacamole mexicano original.
  2. Una vez bien cortadita la cebolla y el chile jalapeño, escaldaremos un tomate. Para ello, dentro de una pequeña cazuela repleta de agua, lo cocinaremos una vez empiece a hervir durante un par de minutos. Para contrarrestar el calor, lo refrescaremos bajo el grifo justo antes de quitarle la piel y partirlo por la mitad. Cortado en dos trozos, le extraemos las semillas del interior y, como con la cebolla y el chile jalapeño, lo cortaremos en pequeños daditos.
  3. Ahora, lavamos bien varias hojas de cilantro y, con cuidado, iremos separando las hojas de los tallos. Con un cuchillo afilado, iremos picando las hojas de cilantro cuidadosamente sin llegar a formar una textura machacada. Únicamente lo queremos en pequeños trocitos.
  4. El último ingrediente que nos falta por preparar antes de meternos de lleno en el aguacate, es la lima, que será cortada por la mitad y exprimida para obtener su zumo o jugo. Es lo único que necesitamos para la ocasión.
  5. Los aguacates, el ingrediente esencial para elaborar el guacamole, serán cortados por la mitad con el objetivo de extraerle el gran hueso que tienen en el interior. También, retiraremos toda su “carne” con cuidado con un cuchillo o una cuchara y, en un cuenco, macharemos poco a poco con un tenedor.
  6. En el cuenco donde hemos machado los aguacates verteremos el resto de ingredientes preparados previamente (cebolla, chile jalapeño, tomate, cilantro y lima) y removeremos bien hasta formar una pasta homogénea bien compacta que dará lugar al guacamole.