Hoy os traemos una receta fácil, sencilla y económica en la que realizaremos uno de los más clásicos platos del mundo del pescado, la merluza, pero con un toque distinto y bastante atractivo para los que sois más reacios al pescado. Esta receta de medallones de merluza con salsa de tomate y bacón con un acompañamiento vegetal abrirá el apetito hasta del más “carnívoro” de la familia o del grupo de amigos y por fin podrás lucirte en algo que siempre has estado esperando preparar para un plato principal: ¡una receta de pescado!

No perdamos tiempo, y vamos ya a ponernos a ello. ¡Qué aproveche!

Imprimir receta
Receta de medallones de merluza con salsa de tomate y bacón
Plato Merluza, Pescado
Raciones
Personas
Ingredientes
Plato Merluza, Pescado
Raciones
Personas
Ingredientes
Instrucciones
  1. Antes que nada, hay que asegurarse de que los filetes de merluza estén bien limpios tanto de piel como de espinas. Especialmente de espinas, porque en el acabado final no queremos toparnos con espinas indeseadas que dificulten el disfrute del plato.
  2. Una vez bien limpio, cada lomo de merluza será cortado en ocho medallones (o rodajas). Dos por comensal. A continuación, con un palillo, sujetaremos una loncha de bacón junto a cada uno de los ocho medallones de merluza. Reservaremos en la nevera mientras preparamos la salsa y la guarnición.
  3. Para la guarnición haremos un salteado de setas y champiñones para alejarnos del típico acompañamiento de patatas. Aunque si lo deseáis, siempre podéis recurrir a ellas. Sobre todo, para los más peques de la casa. Para el salteado de setas y champiñones, limpiaremos bien bajo el agua del grifo cada seta y champiñón y, posteriormente, los cortaremos en pequeñas tiritas o daditos. Pelamos los ajos y los picamos.
  4. Calentamos un chorrito de aceite de oliva virgen extra en una sartén y, cuando veamos que empiece a salir humor, echaremos las setas y los champiñones. Añadimos una pizca de sal y cocinamos hasta que los tengamos dorados.
  5. Cuando falten unos cinco minutos del cocinado, echaremos también un puñado de piñones y una hoja de laurel. Salpimentamos, removemos todo bien y dejamos reposar en la misma sartén.
  6. Para la salsa de tomate, o bien podemos comprar salsa precocinada, o bien, podemos hacer nuestra salsa casera. Lo recomendable sería lo segundo, sobre todo, para darle un toque más casero al plato, pero si no disponemos de demasiado tiempo, también quedaría estupendamente con salsa de tomate comprada.
  7. Volvemos a la merluza que, ahora, será salpimentada y cocida (junto al bacón) durante un par de minutos en una sartén con un chorrito de aceite. Vuelta y vuelta, no mucho más. Demasiado tostado no quedaría bien.
  8. Por último, emplatamos un filete de merluza por persona y, sobre ellos, repartimos la salsa de tomate y la guarnición de setas y champiñones equitativamente.