Con esta receta, os traemos un plato típico del fabuloso mundo de la pasta italiana que contentará, tanto a los que os gusta la clásica lasaña boloñesa con carne picada y a los que os lo pasáis pipa con las lasañas vegetales. Reunimos ambos mundos, la carne picada y la verdura, para enseñaros a preparar una lasaña boloñesa con calabacín que, además de ser una receta muy práctica, fácil y rápida de hacer para cualquier apuro, es todo un manjar para cualquier plato principal ya sea de comida o de cena.

¿A qué esperáis?, ¿nos ponemos ya manos a la obra?

Imprimir receta
Receta de lasaña boloñesa con calabacín
Plato Pasta
Raciones
Personas
Plato Pasta
Raciones
Personas
Instrucciones
  1. Antes de nada, tendremos que lavar bien los calabacines bajo el agua del grifo y, una vez secos, cortarlos en finitas láminas casi transparentes. Un truco para conseguirlo bien es hacerlo mediante un pelapatatas. Además, eliminaremos el líquido de los calabacines colocando las láminas sobre un trozo de papel absorbente.
  2. El siguiente paso de nuestra lasaña es el de preparar la salsa boloñesa de carne picada y tomate. Para ello, en una sartén calentamos un chorrito de aceite de oliva virgen extra y cocinamos, en primer lugar, dos dientes de ajos bien picaditos y una cebolla pequeña troceada. Debemos cocinar hasta que empiece a tomar color.
  3. A la sartén agregaremos ahora medio kilo de carne picada (de ternera es la más recomendable). Removeremos bien para esparcirla por toda la sartén y sofreiremos hasta que empiece a dorarse sin llegar a cocinarse del todo. En ese momento agregaremos 700 gramos de tomate rallado, una pizca de albahaca y otra pizca de sal y pimienta. Removemos bien todos los ingredientes y cocinamos a fuego lento o medio durante unos veinte minutos hasta formar la salsa boloñesa.
  4. Una vez tengamos lista la salsa boloñesa, el siguiente paso será ya el de “atacar” con la estructura de la lasaña. Primero, condimentaremos con una pizca de sal, pimienta y albahaca todas las láminas de lasañas que tengamos (también podemos utilizar requesón).
  5. En una fuente que sea bastante profunda, cubriremos la base con una cucharada sopera de la salsa boloñesa. Ésta la cubriremos con una capa de láminas de calabacín y, encima, láminas de lasaña hasta cubrirla. La siguiente capa será de queso mozzarella rallado, luego, otra capa de láminas de calabacín y, por último, otra capa de salsa boloñesa. Para terminar, por encima, espolvorearemos 25 gr de queso parmesano para fundir y ya hornearemos.
  6. Metemos al horno nuestra lasaña boloñesa con calabacín durante unos 30 – 40 minutos a una temperatura en torno a los 190ºC, todo depende de vuestro horno.
  7. Cuando esté lista no olvidéis que quema muchísimo, por lo que tendremos que dejarla enfriar unos minutos y ya podremos servirla entre nuestros comensales.