Por fin podremos llevar a nuestra cocina una de las recetas más exquisitas y de más prestigio de la cocina oriental: los tallarines. No hará falta que nos desplacemos a ningún restaurante asiático, no, concretamente, con esta receta os ofrecemos cómo poder preparar tallarines con gambas 100% caseros y 100% originales a la receta original procedente de la cocina China.

Los tallarines con gambas siempre están acompañados de otros ingredientes (verduras) que aportan su propio toque personal. Éstos son variables con respecto a cada estilo de cocina, eso es cierto, pero en esta receta os traemos unos acompañantes de lujo como el champiñón, la zanahoria y la soja natural para complementar a la perfección a la gamba y, pese a eso, no perder el toque oriental del plato.

 

Imprimir receta
Receta de tallarines con gambas
Plato Marisco, Pasta
Raciones
Personas
Ingredientes
Plato Marisco, Pasta
Raciones
Personas
Ingredientes
Instrucciones
  1. El primer paso va al grano con la receta: cocer los tallarines. Para ello, llenaremos de agua una olla, echaremos una pizca de sal y lo llevaremos a ebullición. Entonces, añadiremos los tallarines y los dejamos cocer durante 6 o 7 minutos aproximadamente para dejarlos al dente.
  2. Mientras se cuecen los tallarines (sin descuidarnos de ellos para que no se peguen) podemos ir preparando el resto de ingredientes del plato. Limpiamos los champiñones y los cortamos en finas láminas (también los podemos comprar ya cortados), pelamos una cebolla y la cortamos en juliana, y, por último, lavamos una zanahoria, la pelamos y la cortamos en finas tiritas horizontales.
  3. Por entonces, los tallarines ya estarán listos, así que los colamos y los dejamos reposar para próximos pasos.
  4. Para preparar el salteado, lo ideal (y como la receta original lo ordena) sería utilizar una sartén de wok para que las verduras queden perfectamente crujientes y al punto, pero, como naturalmente no todo el mundo posee este tipo de herramientas en casa, nos conformaremos con una sartén común de cocina.
  5. Echamos un chorrito de aceite de oliva virgen extra sobre una sartén y calentamos. Cuando veamos que salga humo, añadimos, primero, la cebolla. Bajamos un poquito el fuego para ir cocinando poco a poco. A continuación, añadimos también los champiñones y la zanahoria, que, junto a la cebolla, le daremos unas cuantas vueltas para que se cocine bien.
  6. El cocinado de la verdura será aproximadamente de unos 5 minutos. Pasado este tiempo, incorporaremos a la sartén también las gambas frescas ya peladas y los brotes de soja. Aquí ya sí que subiremos un poquito el fuego para que las gambas se cocinen mejor. Con unos cinco minutos más, ya lo tendremos todo listo.
  7. Entonces es cuando, en la misma sartén, voltearemos los tallarines previamente cocidos. Removemos todo bien para que se distribuyan los ingredientes.
  8. Paralelamente, preparemos la salsa mezclando un vaso de caldo de pollo, medio vaso de salsa de soja y una cucharada de maicena. Lo mezclamos bien y lo añadiremos a la sartén junto al salteado. Removemos para que se impregne la salsa en todos los ingredientes.
  9. Y ya lo tendríamos listo. Sólo faltaría emplatar, ya sea individualmente o en una fuente. Por cierto, no olvidéis los palillos chinos para sentir una completa experiencia oriental. Que aproveche.