El pimiento, una de las hortalizas más consumidas en España debido a su carácter económico, a su múltiple usabilidad (su sabor pega bien con casi todo) y, sobre todo, a la tradición agrícola en zonas como Murcia o el sur de Alicante. Es por eso que en muchas de las recetas tradicionales españolas nos topamos con los pimientos. Sin embargo, en esta, el pimiento no será un ingrediente secundario o de acompañamiento en la receta, no, será, nada más y nada menos que el personaje principal en nuestra receta de pimientos rellenos de quinoa.

Para esta receta asaremos unos pimientos que, como es costumbre en varias recetas, se rellenan con salsa de tomate. No obstante, para darle un toque diferente y único, hemos añadido un ingrediente que no puede estar más de moda: la quinoa. O lo que es lo mismo: un plato 100% vegetariano y 100% recomendable para todo el mundo. ¿A qué esperas para hacerlo?

Imprimir receta
Receta de pimientos rellenos de quinoa
Plato Verduras
Raciones
Personas
Plato Verduras
Raciones
Personas
Instrucciones
  1. El primer paso para elaborar estos pimientos rellenos es optativo, pero, muy recomendable. Se trata del tema de la salsa de tomate que formará el relleno. Para acortar tiempo (y puede que dinero también) se puede utilizar tomate frito ya preparado (en esta receta serían alrededor de unas seis cucharadas), sin embargo, preparar la salsa nosotros mismos dará un valor especial a un plato que no tiene demasiada complejidad. Posiblemente la salsa de tomate decida si es una receta de 10 o de aprobado raspado.
  2. Si decidimos preparar nuestra propia salsa, vamos a ello. Rallamos un kilo de tomates, pelamos una cebolla y la troceamos en pequeños cuadraditos y picamos un diente de ajo. Calentamos una sartén con un chorrito de aceite de oliva y pochamos todas las verduras. Mezclamos bien, salpimentamos y dejamos cocinar durante media hora removiendo de vez en cuando.
  3. Precalentamos el horno y, mientras tanto, ya nos ponemos manos a la obra con los pimientos. Lavamos cuatro pimientos rojos y los ponemos en una bandeja para que sean asados durante unos diez minutos aproximadamente. A los cinco minutos, les damos la vuelta para que se cocine equitativamente. Apagamos el fuego y dejamos enfriar mientras nos ponemos, ahora, a tratar la quinoa.
  4. Lavamos 50 gramos de quinoa y, en una olla con abundante agua hirviendo, la echamos para ser cocinada durante un cuarto de hora aproximadamente. Una vez pasado este tiempo dejamos escurrir. Es importante que todo rastro de agua sea eliminado.
  5. En un plato, vertemos la salsa de tomate y la acompañamos con dos cucharadas de queso parmesano y espolvoreamos algo de orégano, pimienta negra, albahaca y ajo granulado.
  6. Ahora, cuando enfríen los pimientos, los cortamos por la mitad y los colocamos en una fuente engrasada con un chorrito de aceite. Ya viene el relleno, tranquilos. Echamos por encima la quinoa y la salsa de tomate. Por encima de todo, echamos un puñadito de queso mozzarella para su posterior gratinado.
  7. Metemos la fuente en el horno y cocinamos hasta que veamos que el queso se haya fundido. Aproximadamente, entre cinco y diez minutos según temperatura.
  8. Por último, emplatamos y listo para degustar este plato vegetariano. ¡Qué rico!