El pollo a la andaluza es una de las recetas de este tipo de carne que más podemos disfrutar en cualquier comida o en cualquier comida. Además, si sois los encargados de preparar el banquete, quedaréis como unos auténticos “master chefs” al llevar al público (vuestros comensales) una carne degustada millones de veces, pero con una variante diferente a lo habitual. Concretamente, con esta receta de pollo a la andaluza podremos disfrutar de una carne bañada en un rico sofrito elaborado con almendras tostadas, tomate o un huevo cocido entre otros ingredientes. En otras palabras, un auténtico manjar tan tradicional como sus propios ingredientes. Seguro que tendremos de todo por casa.

Imprimir receta
Receta de pollo a la andaluza
Plato Carne, Pollo
Raciones
Personas
Plato Carne, Pollo
Raciones
Personas
Instrucciones
  1. Lo primero que tenemos que hacer para adentrarnos en esta rica receta de pollo a la andaluza es la cocer un huevo en una pequeña cacerola llena de agua con una pizca de sal y un chorrito de aceite. Este proceso será de unos diez minutos aproximadamente. Una vez pasado este tiempo, escurrimos el huevo y, una vez bien enfriado para evitar quemaduras, tendremos que pelarlo para tener como resultado un huevo cocido que posteriormente formará parte de esa salsa o sofrito tan especial que llevará el pollo.
  2. A continuación, seguiremos preparando los ingredientes del sofrito. Primero, pelamos una cebolla y la picamos bien. Segundo, en agua hirviendo (podemos utilizar la misma cacerola donde hemos cocinado el huevo) escaldamos dos tomates a los que, más tarde, extraeremos su piel y cortaremos en pequeños trocitos. También podemos rallarlo en vez de tener el trozo entero, pero lo dejamos a vuestra elección. Por último, pelamos cuatro dientes de ajo y les daremos una vuelta en una sartén hasta que estén bien doraditos.
  3. Cuando tengamos preparados los ingredientes para el sofrito, ya tendríamos que ponernos manos a la obra con el ingrediente estrella: el pollo. Salpimentamos un pollo entero (para cuatro personas), a ser posible, ya troceado de antemano, y lo freiremos en la sartén donde previamente habíamos dorado los ajos. Cuando veamos que estén bien tostaditos, los dejaremos reposar en un plato aparte.
  4. Volvemos al sofrito, así que, en una cazuela grande (que será la base donde cocinaremos todo el plato), sofreímos la cebolla ya bien picadita a la que, pasados unos diez minutos, incorporaremos el tomate. Mezclamos todo bien.
  5. Mientras tanto, en una batidora, haremos el sofrito triturando los ajos y el huevo cocido acompañados de 50 gr de almendras molidas, una pizca de azafrán, otra pizca de perejil, un vaso de vino blanco y 300 ml de caldo de pollo. Es importante que no batamos demasiado, hay que dejar algunos trocitos con los que toparnos en la mezcla con el pollo.
  6. Por último, verteremos este triturado en la cazuela junto a la cebolla y, a continuación, por los trozos de pollo y una hojita de laurel. Mezclamos bien y cocemos a fuego medio durante tres cuartos de hora aproximadamente. Es entonces cuando ya tendremos listo nuestro rico pollo a la andaluza.