Sí, como leéis en el título de esta receta: es posible preparar una salsa boloñesa vegetal para cualquier dieta vegetariana o, simplemente, para deleitaros con una nueva forma de preparar esta típica salsa italiana y romper un poco con la monotonía.

¿Y cómo se sustituirá la carne? Pensaréis. Muy sencillo. La carne picada de la clásica salsa boloñesa es sustituida en esta salsa boloñesa vegetal por lentejas, un alimento cargado de vitaminas y con una cocción mucho más rápida y sencilla que la de la carne de ternera.

Ahora que ya sabes el truco para convertir la salsa boloñesa en salsa boloñesa vegetal, ya no tendrás excusa para echarle el diente a platos de pasta como espaguetis, macarrones, tortellinis, etc. por miedo a la salsa. Esta salsa boloñesa vegetal son todo ventajas: aporta el mismo (incluso más) valor energético, está riquísima, es muy rápida de preparar y, lo que es un aspecto clave para los vegetarianos, es libre de ingredientes procedentes de animales.

Imprimir receta
Receta de salsa boloñesa vegetariana
Raciones
Personas
Ingredientes
Raciones
Personas
Ingredientes
Instrucciones
  1. El primer paso para preparar nuestra salsa boloñesa vegetal es el de pelar una cebolla, dos zanahorias, una rama de apio y dos dientes de ajo. Una vez pelados todos los ingredientes, los cortamos en pequeños taquitos o daditos para, a continuación, ser cocinados en una cazuela convirtiéndose en la base de la salsa.
  2. Calentamos un chorrito de aceite de oliva virgen extra en una cazuela. Cuando empiece a calentarse el aceite, echaremos con cuidado todas las verduras previamente cortadas en taquitos. Removeremos bien y pochamos a fuego medio durante unos diez minutos.
  3. A continuación, iremos echándole más ingredientes a la salsa para que empiece a tomar forma. Primero, 15 gramos de tomate concentrado y luego, una hoja de laurel. Removemos de nuevo todo bien y cocinamos durante cinco minutos más a fuego medio.
  4. Ahora, verteremos 15 gramos de salsa de soja, casi medio kilo de tomate troceado en lata. Decíamos en lata para ahorrar tiempo, pero también tenéis vía libre para utilizar tomate natural. Salpimentamos y volvemos a pochar durante diez minutos más.
  5. Por último, ya ha llegado el turno de las lentejas, que, si son cocidas de bote, no olvidéis lavarlas y, sobre todo, escurrirlas bien. Las vertemos en la sartén con el resto de la falsa (pero no menos rica) salsa boloñesa y junto a 300 ml de caldo de verduras. Removemos para esparcirlas bien, subimos el fuego y dejamos reducir durante unos minutos.
  6. Y ya tendremos lista nuestra salsa boloñesa vegetal. Ahora sólo faltaría el acompañamiento. ¿Qué sería perfecto? Como es obvio, para cualquier plato de pasta, pero también sería un gran acompañante para cualquier verdura asada, por ejemplo, las patatas. Si no sois vegetarianos, por su suavidad y un sabor que combina con todo, puede ser una salsa de lujo para cualquier carne o pescado.