¿Estáis pensando en hacer un salteado de verduras rico, apetecible y saludable? Generalmente, las verduras las salteamos con gambas, pero otro ingrediente procedente del mar, la sepia, es un alimento digno para este tipo de plato mezclado con verduras. Para este salteado de sepia con verduras, el plato principal de la parte vegetal serán las judías verdes las que, con de la sepia, también serán acompañadas por una salsa procedente de Cataluña hecha con tomate y con variedad de frutos secos llamada romesco.

Seguro que os sonará. Y si no, pues qué mejor forma de probarla con una receta tan natural y fácil de hacer como este salteado de sepia con verduras y salsa romesco. Ya os adelantamos que está riquísima. ¡Manos a la obra!

Imprimir receta
Receta de salteado de sepia con verduras y salsa romesco
Raciones
Personas
Ingredientes
Raciones
Personas
Ingredientes
Instrucciones
  1. Empezamos la receta con la parte del salteado de sepia y verduras al que, posteriormente, el añadiremos la salsa romesco.
  2. En una olla con abundante agua y una pizca de sal, hervimos las judías verdes durante diez minutos aproximadamente. Una vez listas, las escurrimos y las dejamos enfriar aparte.
  3. A continuación, pelamos una cebolla y cuatro ajos de una cabeza de ajos, y los picamos en pequeños cuadraditos.
  4. A su vez, hacemos lo propio con la sepia. No olvidemos, antes que nada, pasarla por el grifo y secarla bien para limpiarla de cualquier suciedad que pueda contener. Una vez bien limpia, la cortamos en taquitos o en finas tiras, como prefiráis.
  5. Ahora es el turno de juntar todos los ingredientes del salteado. En una sartén con un chorro de aceite de oliva virgen extra y una pizca de sal, salteamos a fuego medio (o más bien fuerte), primero, las tiras de sepia. Será un par de minutos aproximadamente. Más tarde, será el turno de la cebolla y el ajo a los que, ya más tarde una vez esté esto bien doradito, incorporaremos las judías verdes.
  6. Dejamos reposar dicho revuelto en la sartén sin fuego para que no se enfríe el contenido. Mientras tanto, empezamos a preparar la salsa romesco.
  7. Bien en una bandeja dentro del horno, o bien en una plancha, empezamos la salsa asando tres tomates partidos por la mitad y el resto de la cabeza de ajo. Una vez asados, nos toca batir para hacer la salsa.
  8. Los ingredientes a batir son: los tomates y los ajos asados previamente, cuatro rebanadas de pan, almendras y avellanas tostadas, una cucharada de carne de pimiento choricero, un chorrito de vinagre, sal y abundante aceite de oliva virgen extra. Batimos hasta que el resultado sea una salsa espesa de color rojizo anaranjado.
  9. Cuando tengamos la salsa romesco lista, la servimos en platos individuales y, sobre ella, el revuelto de sepia y verdura. ¡Listo para comer!