El cocido, ese plato tan especial en toda Navidad para coger las energías necesarias que hemos perdido en cualquier fiesta nocturna y, a la vez, perfecto para calentar nuestro estómago en este periodo de tantas heladas y tantos números negativos en los termómetros.

En esta ocasión, os traemos el cocido navideño más habitual: el de fideos, garbanzos y carne de ternera y pollo.

¡Tomad nota!

Imprimir receta
Receta del cocido navideño
Tiempo de preparación 4 horas
Raciones
Personas
Ingredientes
Tiempo de preparación 4 horas
Raciones
Personas
Ingredientes
Instrucciones
  1. Antes de empezar a hacer nada, debes mentalizarte de que es una receta de largo recorrido. Posiblemente toda la mañana de trabajo, sin incluir lo que vayamos dejando preparado el día anterior. Así que tranquilo y paciencia porque el resultado será algo digno de saborear.
  2. Pues bien, la noche de antes empezamos a cocer dos repollos en una olla grande llena de agua y sal.
  3. Una vez bien cocido el repollo, lo escurrimos y le damos una pasadita en una sartén con aceite abundante y cuatro dientes de ajos bien fileteados. O lo que es lo mismo, rehogar la verdura. ¿La duración? Un par de horas a fuego lento. Nota: no le perdáis de vista para que no se produzca ninguna quemadura innecesaria.
  4. Aún quedan un par de cosas que hacer el día de antes. Otra, es preparar el relleno del cocido formado por una masa/tortitas de migas de pan, huevo, ajo y perejil. En un bol troceamos media barra de pan como si fuésemos a alimentar a unas palomas en nuestro parque más cercano. A su vez, añadimos tres huevos grandes batidos y el perejil y los dientes de ajos bien picados. Dejamos reposar un cuarto de hora hasta que todo forme una pasta húmeda.
  5. En una sartén con un chorrito de aceite, le damos un par de vueltas a esta masa, ahora, en forma de cuatro tortitas o empanadillas. Una vez lista, las dejamos en un recipiente a temperatura ambiente hasta el día siguiente. ¿Os acordáis del repollo a fuego lento? Hacemos lo mismo. Lo dejamos reposar a temperatura ambiente durante toda la noche.
  6. Al día siguiente es el turno de empezar con el cocido. El primer paso, cocer la carne de ternera con los huesos en la olla donde hicimos el repollo la noche anterior. También le acompañará en este primer paso un cuarto de gallina. Vamos cocinando y quitando la espuma poco a poco. Echamos ahora medio kilo de garbanzos y medio kilo, también, de tocino. Nota: si hace falta más agua, se va echando.
  7. Un par de horas más tarde a la cocción de los primeros ingredientes, añadimos los siguientes: patatas, zanahorias, chorizo y el pollo con piel.
  8. Después de añadir todos los ingredientes, cocinamos durante otra hora más. Ahora, quitamos poco a poco todos los ingredientes dejando la sopa del cocido únicamente en la olla. Con ella, haremos los fideos (2 puñados por persona). Después de diez minutos aproximadamente, ya tendremos listo los fideos y sólo faltará emplatarlos en soperas o platos fondos.
  9. ¿Y el resto de ingredientes? Se puede aprovechar como segundo plato. No olvidéis las ricas tortitas que habíamos hecho la noche anterior para acompañar a este manjar.