Seguramente habrás probado las patatas de todas las formas posibles: fritas, asadas, hervidas, al horno, patatas bravas, con ajo, a lo pobre, patatas gajo al estilo mexicano, etc. La lista es interminable y, lo que todavía es más sorprendente, es que cada una de estas recetas son una pura delicia. O lo que es lo mismo: las patatas son uno de los ingredientes más queridos y usados por la población.

Rompiendo con lo habitual, os traemos uno de los platos menos habituales de este ingrediente: una receta de patatas asadas con especias, concretamente, curry y cilantro que darán un toque especial, diferente y exótico a un plato que ya hemos probado miles de veces.

¿Nos atrevemos?

 

Imprimir receta
Receta de patatas asadas con especias
Raciones
Personas
Ingredientes
Raciones
Personas
Ingredientes
Instrucciones
  1. Empezamos esta receta de patatas, naturalmente, lavando y pelando el ingrediente estrella: las patatas. Una vez bien lavadas y con la piel fuera, debemos trocearlas en pequeños cuadraditos en forma de gajo.
  2. Calentamos agua en una olla o una cazuela con un chorrito de aceite y una pizca generosa de sal (la sal es clave para esta receta) y ponemos a hervir los tacos de patatas cortados previamente. Con algo menos de diez minutos bastará para que las tengamos listas.
  3. Ahora, sacamos del agua las patatas y las dejamos escurrir. Para facilitar el secado y, además, garantizar una textura crujiente al final, es recomendable agitarlas o, incluso, golpearlas (no con demasiada fuerza) contra cualquier superficie dura.
  4. Nos ponemos ahora con el aceite especial que contendrá el sabor de las especies. Para ello, mezclamos en un bol un par de cucharadas de comino, otra de jengibre fresco, una pizca de pimienta negra y media cebolla bien picadita. A su vez, acompañamos todos estos ingredientes con medio vaso de aceite de oliva virgen extra. Removemos todos los ingredientes y, para que se impregne a la perfección, horneamos durante unos cinco minutos.
  5. Cuando saquemos este aceite especial del horno, lo mezclaremos junto a las patatas ya bien secas. Removemos y, a su vez, lo acompañamos todo con una cucharada sopera de curry y un poquito de cilantro fresco. Volvemos a mezclar todo bien y, de nuevo, introduciremos al horno para dorar las patatas.
  6. En unos veinte minutos tendremos listo el horneado final. Es recomendable que durante los últimos minutos pongamos el horno en la función gratinar para que se consiga una textura más crujiente y deliciosa.
  7. Una vez listo el horneado, tan sólo nos quedaría emplatar en una fuente o en diversas raciones dependiendo del número de comensales. El truco de esta receta es que se coma bien caliente porque es cuando mejor se disfruta el choque de sabores y de esa textura tan crujiente que, seguro, nos hará repetir el plato en otra ocasión.