Carnes de Navidad

El relleno que tenemos que hacer para nuestras carnes en Navidad, especialmente para el pollo, es uno de los mayores quebraderos de cabeza durante estas fechas.

¿Este año con qué rellenamos el pollo?

Una solución para resolver este problema no está muy lejos de nuestra gastronomía, y mucho menos de la gastronomía navideña. ¿Qué abunda en los pequeños puestos de muchas de las plazas españolas durante estas fechas? Exacto, las castañas.

Un pollo relleno con puré de castañas es un gran plato principal para cualquier cena de Navidad (recomiendo en Nochebuena) para disfrutar de un alimento tradicional y uno de los sabores más navideños que existen: el de las castañas.

Sin más dilación, aquí os dejamos con su receta.

Imprimir receta
Receta de Pollo relleno con castañas
Plato Carne, Pollo
Raciones
Personas
Ingredientes
Plato Carne, Pollo
Raciones
Personas
Ingredientes
Instrucciones
  1. El primer paso es empezar a hacer el puré de castañas que servirá como base al relleno del pollo. Para ello, hacemos un pequeño corte a cada castaña y, en una olla con agua hirviendo, las cocinamos durante un cuarto de hora aproximadamente.
  2. Cuando las castañas estén hervidas, las metemos en un bol con agua fría y, entonces, las pelamos. Una vez peladas, volverán a una nueva olla para ser de nuevo cocidas, pero ahora, con nuevos ingredientes: un vaso de leche y una rama de vainilla.
  3. Para hacer el relleno con la textura perfecta, pasamos las castañas junto a la leche por el pasapurés.
  4. Paralelamente, limpiamos bien una lechuga (válida también una escarola) y la picamos. En el mismo bol, picamos y mezclamos también un diente de ajo. Aliñamos con aceite vinagre y sal.
  5. Por otro lado, en otro bol, picamos en pequeños daditos cuatro ciruelas pasas y las mezclamos con 25 gramos de pasas y piñones pelados. En este mismo bol también añadimos medio kilo de carne picada. Lo recomendable sería carne picada de vacuno, pero es válida de cualquier tipo de animal. Incluso mixta. Va a tu gusto.
  6. Salpimentamos la mezcla de la carne picada y las ciruelas y, con un chorrito de brandy, mezclamos todo bien. Este puré será mezclado con el puré de castaña previo y la lechuga troceada. Todo será el relleno final del pollo.
  7. Vamos a rellenar el pollo, ¿no? Antes que nada, salpimentamos el pollo y, tras esto, rellenamos con el puré que habíamos mezclado ya. Le atamos las patas y, sobre una bandeja del horno con un chorrito de aceite y una pizca de sal por encima, horneamos a 180ºC durante una hora aproximadamente. No olvidéis precalentar previamente.
  8. A la mitad del horneado, debemos “bañar” el pollo con medio vaso de vino blanco. Cada cuarto de hora también debemos verter medio vaso de agua para que no se seque.
  9. Pasada la hora del horneado, ya tendremos el pollo relleno con sabor a castaña listo para ser servido como plato principal de cualquier cena de Navidad. Todo un manjar digno de un gran menú.