Si pensáis en la Navidad, posiblemente lo primero que os venga a la mente sería la gastronomía, ¿verdad? Esas comidas y cenas familiares, esas cenas de empresa donde ves a tu jefe más cercano que nunca, uf, en definitiva, ¡cuántas comilonas! (necesarias, por otro lado).

A su vez, la gastronomía también abunda en las películas y en las series que dedican alguno de sus capítulos a la Navidad, sobre todo las que nos llegan de la cultura estadounidense. Pues bien, de esta referencia cultural hemos sacado la idea de la siguiente receta, todo un clásico navideño: pavo relleno al horno.

Pero claro, profundizando algo más en este plato, puede surgir un gran dilema para los más principiantes: ¿de qué rellenar el pavo? Tranquilos, a continuación, os desglosaremos la receta para hacer el relleno tradicional del pavo de Navidad.

Nota: válido también para cualquier tipo de carne al horno como pollo o lomo.

Imprimir receta
Receta para el relleno del pavo de Navidad
Raciones
pavo
Ingredientes
Raciones
pavo
Ingredientes
Instrucciones
  1. En una olla grande, con medio vaso de agua y una cucharada de aceite de oliva, empezamos cociendo a fuego lento las zanahorias cortaditas en pequeños cuadraditos.
  2. Mientras tanto, en una sartén pequeña y con una cucharada de aceite de oliva, tostamos las almendras. Vigila siempre las zanahorias de la olla. Con vigilar quiero decir remover de vez en cuando.
  3. Ahora, a la olla con las zanahorias (tampoco hace falta que esté 100% cocinadas, recuerda que el relleno irá posteriormente al horno dentro del pavo), añadimos el resto de ingredientes base: el medio kilo de carne picada, el apio, las pasas, la cebolla, los dientes de ajo y la manzana. Recuerda que, al igual que la zanahoria, todos los demás ingredientes deben ser cortados en pequeños trocitos cuadrados. La olla ahora será una explosión de sabores y de colores.
  4. Removemos todos los ingredientes de la olla, y a su vez, añadimos los condimentos necesarios. Es decir, una pizca de sal y una piza de pimienta. Las cantidades de condimentos son al gusto y a la cantidad, pero recomiendo no sobrepasar demasiado las cantidades normales.
  5. Descubrirás que faltan un par de ingredientes que no hemos puesto en la mezcla definitiva, ¿verdad? Se trata de las almendras que habíamos tostado y las nueces. Cuando el relleno esté cocido, es cuando debemos añadir las almendras y las nueces para que no pierdan dureza y no se ablanden con el guiso.
  6. Removemos un par de minutos para que se mezclen todos los ingredientes y para que el caldo se acople al relleno, y listo, ¡ya tenemos relleno para nuestro pavo de Navidad!
  7. Este relleno ya puede ser utilizado para introducirlo en tu pavo de Navidad, así como en cualquier otro tipo de carne al horno como pollo, jamón ahumado o cintas de lomo, por ejemplo. El gusto que le dará al acompañamiento de la carne será exquisito y, sobre todo, muy navideño.