En estas fechas tan señaladas para pasar en familia y, sobre todo, de excesos alimenticios, también nos podemos hacer alguna comida tradicional navideña que no nos obligue a tirar de Almax por la acidez que nos produce tanto atracón.

Una de las más cocinadas es la sopa de Navidad, la clásica, la de tu abuela.

Sopas hay de decenas de tipos para estas fechas, así que para esta receta nos embarcaremos en el apasionante mundo del mar para hacernos una sopa de marisco que nos deleite el paladar, así como nos caliente también el estómago en este periodo de tanto frío.

Nota: es una receta para cualquier fecha del año, pero en Navidad se disfruta más. Tomad nota.

Imprimir receta
Receta de sopa de marisco para Navidad
Tiempo de cocción 60 minutos
Raciones
personas
Ingredientes
Tiempo de cocción 60 minutos
Raciones
personas
Ingredientes
Instrucciones
  1. Lo primero que hay que hacer es el caldo, la sopa en sí, vaya. Para empezar, cogemos una olla grande y la llenamos de agua y un chorro de aceite de oliva sobre ésta.
  2. Esto será la base de la sopa de marisco, por lo que a continuación, metemos en el agua la cabeza de rape (que sea lo más grande posible), las cabezas de las gambas que posteriormente cocinaremos, medio puerro, media cebolla y la zanahoria cortada a taquitos. Dejamos cociendo con la tapa de la olla durante una hora aproximadamente. Nota: Hay que ir quitando la espuma que se vaya produciendo cada cierto tiempo.
  3. ¿Recordáis que en los ingredientes teníamos un puerro y una cebolla y en la sopa sólo habíamos metido la mitad? Pues bien, mientras tanto, en otra olla más pequeña, vamos haciendo el sofrito. Debemos cocinar la otra mitad de la cebolla y del puerro, y cuando veamos que ya esté bien cocinado, añadimos el tomate rallado.
  4. Para darle sabor al sofrito, primero vertemos dos cucharadas de cognac para flambearlo. Más tarde, salpimentamos y echamos la hoja de laurel. El sofrito entonces quedaría listo, apagamos el fuego y esperamos su momento.
  5. Mientras hacíamos el sofrito el caldo ya estará listo. Lo colamos y lo añadimos en la otra olla para que se mezcle todo bien. Nota: de la cabeza del rape colado todavía se pueden extraer algunos trozos de carne que podemos aprovechar para añadirlos a la sopa.
  6. Ahora, en una sartén, salteamos las gambas peladas y la metemos en la olla con el resto de sus amigos. No olvidéis pasar por la sartén cuatro dientes de ajos laminados en trocitos muy finos. Esto, junto a una cucharada de pimentón dulce, será lo próximo en añadir a la sopa.
  7. En la propia sartén, cocinamos también el medio rodaballo y, tras desmenuzarlo sin dejar ninguna espina, también hará compañía al resto de ingredientes de la sopa
  8. La sopa empieza a coger forma (que no te enamore el olor desprendido), así que removemos los ingredientes de dentro de la olla y encendemos el fuego no más de cinco minutos para el darle el último toque.
  9. Ya tenemos una sopa de marisco para Navidad rica y caliente. Ah, por cierto, lo ideal sería servirla en soperas con un poquito de perejil molido por encima.