Muchos dilemas que podemos tener en estas fechas están relacionados con qué regalar a nuestros familiares y amigos, pero también se trasladan al mundo de la cocina con el qué hacer de comida para la cena de Nochebuena o la comida de Navidad.

¿Estás cansado del tradicional pavo, pollo, lomo o relleno, del cochinillo que te mira con cara de pena mientras está en el horno o del marisco al que eres alérgico?, ¿te gusta innovar? Pues en esta receta exploraremos un alimento tradicional, el pavo, pero le daremos una vuelta para no caer en la monotonía alimenticia anual de estas fechas. Sí, el pavo es típico, pero, ¿y si cambiamos la forma en la que nos lo comemos? Una forma divertida, rápida y que rompe con todos los esquemas navideños tradicionales es hacer unos tacos de pavo al estilo mexicano ideados exclusivamente para Navidad.

Éstos, aunque sean un alimento alejado de estas fechas, guardarán la esencia de la Navidad con sabores como la miel o las pasas típicas de cualquier relleno navideño.

¡Ñam, ñam!

Imprimir receta
Receta de tacos de pavo especiales para Navidad
Plato Carne, Pavo
Tiempo de preparación 20 minutos
Raciones
personas
Ingredientes
Plato Carne, Pavo
Tiempo de preparación 20 minutos
Raciones
personas
Ingredientes
Instrucciones
  1. Empezamos cortando la pechuga de pavo en pequeños cuadraditos, orientativamente, del tamaño de una pieza que puedas pinchar fácilmente con el tenedor.
  2. Echamos un poco aceite a una sartén y, cuando esté caliente, doramos los trozos de pavo. La clave aquí reside en poner el fuego a máximo potencia para que el exterior de la carne se quede bien torradita, pero que su interior permanezca algo tierno para que no se deshidrate y para que posteriormente se pueda seguir cocinando.
  3. Mientras tanto, en una olla calentamos agua y cuando esté en ebullición echamos dos vasos de arroz blanco para que sirva de guarnición. Ahora seguimos con el plato principal, pero hay ir removiendo de vez en cuando el arroz para que no se quede pegado.
  4. Una vez bien dorada la carne, la sacamos de la sartén y la dejamos en un plato mientras nos ponemos manos a la obra con el resto de ingredientes. Ahora es el turno de las pequeñas cebolletas y el de las almendras. Todo esto se cocinará en la misma sartén de la pechuga para que se impregne del mismo sabor.
  5. Ahora, vertemos un vaso de caldo de pollo en la propia sartén donde se está cocinando la cebolla y las almendras. A su vez, añadimos también la carne de pavo que teníamos fuera. Mézclalo todo bien para que el caldo vaya desapareciendo poco a poco mientras va bañando a los ingredientes. Tras esto, añadimos también una cucharada grande de miel y las pasas (si os gustan).
  6. Cuando veamos que el pavo esté bien dorado (será aproximadamente 5 minutos tras la cucharada de miel y las pasas) es síntoma de que ya tenemos nuestro plato hecho. Escurrimos si vemos que hay demasiado caldo y lo emplatamos en una fuente. El arroz que estábamos cocinando, también se escurrirá y formará parte del emplatado final.
  7. Por último, calentamos en el microondas durante unos pocos segundos las tortillas de maíz y, ¡a comer! Que cada uno se ponga en su tortilla la cantidad de comida que quiera, pero no seas avaricioso, eh.